miércoles, 18 de enero de 2012

INDECOPI presenta campaña de fiscalización a colegios privados del país


  • Dentros educativos particulares no pueden condicionar matrículas a pagos no autorizados.
  • Durante el año 2011 INDECOPI multó a más de 1 300 colegios por infracciones al Código de Protección y Defensa del Consumidor.

Con el fin de garantizar los derechos de los padres de familia y escolares, durante el proceso de matrículas en los colegios particulares de todo el país, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) presentó su campaña “A clases con el INDECOPI 2012”, la cual se inició la segunda semana de enero, con fiscalizaciones.

La campaña fue presentada por el presidente del Consejo Directivo del INDECOPI, Hebert Tassano Velaochaga, ante la prensa y con la asistencia de la Directora General de Educación Básica Regular del Ministerio de Educación, Patricia Andrade Pacora y el congresista Rennán Espinoza Rosales, presidente de la Comisión de Educación, Juventud y Deporte del Congreso de la República.

Hebert Tassano, señaló que además de la difusión de los derechos de los padres que contratan servicios educativos para sus hijos, el INDECOPI viene realizando fiscalizaciones permanentes, con el fin de que los proveedores respeten esos derechos y cumplan con sus obligaciones.

Como en años anteriores -recordó- las inspecciones se realizan mediante la modalidad de “consumidores incógnitos”. Es decir, los fiscalizadores acudirán sorpresivamente a los planteles como si fueran padres de familia. Si detectaran irregularidades, los inspectores del INDECOPI levantarán las actas correspondientes y se iniciarán los procesos sancionadores de ley. Asimismo, se revisará la publicidad de los colegios, así como la de proveedores que ofrezcan útiles escolares.

Cabe precisar que, según lo establecido en el Código de Protección y Defensa del Consumidor, las sanciones a los proveedores infractores pueden llegar hasta las 450 Unidades Impositivas Tributarias. Para ello, la Comisión de Protección al Consumidor evalúa lo ocurrido en cada caso, y toma en cuenta el beneficio obtenido, el daño causado, si el proveedor es reincidente, entre otros aspectos.

Tassano Velaochaga precisó que, entre enero y noviembre de 2011, la institución sancionó a 1 336 centros educativos particulares a nivel nacional, por infringir el Código. Las infracciones más frecuentes fueron: cobrar pensiones adelantadas, direccionar la compra de útiles y uniformes escolares, no brindar información por escrito y cobrar interés moratorio superior al legal. Además de las sanciones, el INDECOPI ordenó corregir la conducta infractora y devolver los montos cobrados sin autorización.
Matrículas no pueden ser condicionadas

El presidente del INDECOPI recordó, a través de los medios de comunicación, que los colegios particulares no pueden condicionar la matrícula de los niños a pagos de APAFA (asociaciones de padres de familia), o la presentación de la totalidad de los útiles y uniformes escolares el primer día de clase. Tampoco pueden exigir pagos no autorizados, como gastos administrativos, actividades pro fondos (bingos, rifas), seguros, entre otros. Los únicos pagos autorizados son la matrícula y la cuota de ingreso a los alumnos nuevos. La pensión deberá cobrarse al finalizar cada mes.

Por otro lado, los colegios privados tienen la obligación de informar a los padres de familia sobre todas las condiciones del servicio, las autorizaciones con las que cuenta y la certificación que será entregada al finalizar el servicio educativo.

En cuanto a la compra de útiles y uniformes escolares, el INDECOPI reiteró que los padres tienen el derecho de elegir libremente el lugar y el proveedor donde adquirirlos.

Asimismo, se ha solicitado a las diferentes editoriales remitan a la institución la lista de precios de venta final de todos los textos escolares. Dicha lista será colgada en el portal del INDECOPI para que los padres de familia los conozcan y no sean sorprendidos al momento de adquirirlos.

Puntualizó que tanto colegios como proveedores que ofrezcan útiles escolares deben cumplir con lo prometido en su publicidad.
Los padres de familia que tengan algún inconveniente con el servicio educativo de sus hijos pueden presentar reclamos ante:
  • Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) del INDECOPI, totalmente gratuito.
    224-7777 (si se encuentra en Lima)
    0-800-4-4040 (línea gratuita para provincias)
  • También puede escribir a: colegios2012@indecopi.gob.pe
  • En los dos primeros casos, no es necesario que el padre se identifique. Solo tiene que precisar el nombre del colegio, la dirección y la falta que habrían cometido.
  • Asimismo, pueden presentar denuncias ante los Órganos de Procedimientos Sumarísimos o ante la Comisión de Protección al Consumidor.
  • Incluso, si tuvieran sospechas sobre la veracidad de un anuncio publicitario, aunque no hayan sido afectados, también pueden comunicarlo al INDECOPI.
Lima, 18 de enero de 2012.
Ver más información en:
Portal web: www.pcm.gob.pe
Blog: www.pcmperu.blogspot.com
Twitter: @prensapcm
Facebook: www.facebook.com/PCMPERU
Youtube: Audiovisualespcm
Publicar un comentario