lunes, 9 de enero de 2012

SIERRA EXPORTADORA FOMENTARÁ INDUSTRIALIZACIÓN DEL BAMBÚ PARA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS BARATAS



  • Firma convenio con Sociedad Peruana del Bambú. 

Sierra Exportadora, conjuntamente con la Asociación Perú Bambú (APB) promoverá el aprovechamiento intensivo industrial de dicha especie forestal nativa, mediante planes de negocios para la producción de madera laminada, enchapes, vigas y  otras aplicaciones en la construcción de casas que permitan abaratar la oferta de los programas gubernamentales de vivienda, orientados hacia usuarios de menores recursos, anunció hoy el Presidente de dicha institución, Alfonso Velásquez Tuesta.

En ese sentido adelantó  que Sierra Exportadora  buscará interesar en el uso del Bambú a los Presidentes Regionales, a los alcaldes provinciales y distritales de la Sierra, en el contexto de las alianzas interinstitucionales  que está estableciendo para el mejoramiento de la oferta exportable andina, con inclusión productiva.

Con tales propósitos y otros fines de fomento de la explotación sustentable y sostenible del Bambú Sierra Exportadora y la APB, firmaron un convenio para promover el aumento de su cultivo, el mejoramiento de su manejo forestal  y su uso productivo en la  construcción de edificios, la elaboración de  objetos artesanales, la confección de muebles  y otras  aplicaciones industriales.

El acuerdo fue suscrito por el Presidente Ejecutivo de Sierra Exportadora, ingeniero Alfonso Velásquez Tuesta  y por el Presidente del Consejo Directivo  de  la APB, ingeniero Roque Benavides Ganoza, en un acto especial que se realizó  en la sede central de la institución ubernamental.

En la ocasión, Velásquez Tuesta  calculó que con el actual precio de una vivienda básica hecha de cemento, fierro y ladrillo se podrían construir hasta cuatro casas con base en el Bambú y otros materiales  baratos, lo cual constituye una seria alternativa a tener en cuenta, considerando que nuestro país posee aproximadamente  4 millones de hectáreas de esta especie en condición silvestre en la Costa, la Sierra y la Selva.  Actualmente hay 900 mil hectáreas en producción comercial que generan 60 toneladas métricas por hectárea a un valor de 9,000 dólares cada hectárea, manejadas de forma sostenible.

Por su parte, el presidente de Perú Bambú, ingeniero Roque  Benavides, remarcó que la especie es un material super noble, pero mucho más barato, ecológico e importante para la construcción, para la cual podría sustituir eficientemente diversas importaciones. “Nosotros también buscamos la inclusión social porque es buena. Víctor Raúl Haya de la Torre la llamaba justicia social. Y, en el contexto de la inclusión social no solo pensamos en la minería, en el oro u otros negocios. También pensamos en el Bambú”, remarcó el empresario.

La ingeniera Josefina Takahashi, directora de Perú Bambú, anunció que una de las primeras actividades conjuntas con Sierra Exportadora,  con base en el convenio será un seminario de capacitación a un grupo de veinte carpinteros de zonas de expansión urbana de Lima, en la construcción de muebles de Bambú, a cargo de un experto filipino en la materia. El cursillo se realizará a partir del 20 de este mes.

Takahashi dijo que en el Perú crecen desde tiempos inmemoriales unas 60  especies en distintos  pisos ecológicos, de las cuales de aprovecha poco por desconocimiento y porque se cree que el Bambu es la madera de los pobres y no es así. Su uso en el país se remonta a 5 mil años antes de nuestro tiempo, por los vestigios hallados en Caral, en otros asentamientos  antiquísimos y en la propia tumba del Señor de Sipán. Su uso es tan versátil que con el Bambú se elaboran cosméticos caros y hasta cerveza.

Perú Bambú  es una asociación sin fines de lucro  cuya finalidad es contribuir al manejo sustentable y sostenido de la especie, a su transformación artesanal e industrial para la construcción, para muebles u otros usos, y su comercialización, para lo cual realiza periódicamente cursos y talleres, exposiciones, concursos, investigaciones y publicaciones.

Lima, 9 de enero de 2012. 

UNIDAD DE PRENSA Y COMUNICACIONES 

Publicar un comentario