jueves, 22 de noviembre de 2012

Doce millones de peruanos se benefician con línea de transmisión Zapallal-Trujillo



Ministro Jorge Merino ratifica que objetivo del Gobierno es ampliar acceso a energía eléctrica en norte y sur del país
Trujillo.- El Gobierno trabaja intensamente con el objetivo de permitir que las poblaciones del norte y el sur del Perú tengan acceso a la energía eléctrica y que este recurso no quede solo a disposición de Lima y las zonas del centro, señaló esta mañana el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur.
 
Así lo afirmó durante la ceremonia de inauguración de la Línea de Transmisión de 500 mil voltios (500 kV) entre Zapallal (Carabayllo) y Trujillo, que se realizó en el distrito trujillano de El Porvenir, región La Libertad, que encabezó el presidente de la República, Ollanta Humala Tasso.
Merino Tafur señaló que esta obra, que beneficiará a aproximadamente 12 millones de peruanos que viven en el norte, tiene que ser continuada para permitir una futura interconexión energética entre Perú y Ecuador, posibilidad ya establecida en el Plan de Desarrollo Nacional de Energía.
 
Destacó, además, la puesta en marcha de una obra con tecnología de transmisión eléctrica de hasta 500 kV, y dijo esperar que dicha experiencia pueda ser replicada en el resto del país, para contar así con un sistema energético confiable que permita más inversiones en futuros proyectos hidroeléctricos.
 
El ministro sostuvo que, por años, la energía eléctrica estaba concentrada en pocas áreas del país, por lo que ha llegado el momento de cambiar esa situación e impulsar el desarrollo de proyectos en forma de centrales hidroeléctricas, para llevar energía a las regiones del norte, o la implementación de un Nodo Energético con el gas natural, para abastecer así al sur.
 
"El sistema energético nacional debe ser cada vez más competitivo, más confiable, gracias a la energía que tenemos en el país, en gas, en centrales hidroeléctricas y en energías renovables", expresó el ministro, quien dijo que solo de esta manera se hará posible el desarrollo sostenible del Perú en los próximos años.
 
Agregó que el progresivo suministro energético a todo el país permitirá acelerar también el acceso universal de la energía a favor de los más pobres, por lo que es importante intensificar tanto los programas de electrificación rural como la llegada de inversión privada que permita destinar fondos para masificar el acceso a la energía.
 
"Invoco a las empresas a que amplíen sus programas de responsabilidad social en las áreas en que trabajan. La idea es que donde pasa la energía debe haber también electricidad más barata para los más pobres", puntualizó.
 
Línea de más de 500 km
 
Este proyecto vio la luz luego de una inversión del sector privado ascendente a US$ 207 millones, generando hasta 2,500 puestos de trabajo en los 34 meses que siguieron hasta la culminación de las obras.
 
La Línea de Transmisión tiene una longitud de 531 kilómetros soportada en 1,022 torres de alta tensión y dos subestaciones eléctricas, una en Trujillo y la otra en Chimbote, por lo que se convierte en el proyecto más importante de su tipo en el país ya que evitará la posibilidad de racionamientos de energía en la zona norte del Perú.
 
La obra, que une el centro del país (Lima) con el norte (Trujillo), es el segundo tramo de una autopista energética que comenzó a hacerse realidad años atrás, cuando se concluyó el primer tramo entre Chilca y Carabayllo, con una extensión de 90 kilómetros de longitud.
 
Este segundo tramo fue dado en concesión, en febrero de 2010, al Consorcio Transmantaro, cuyos accionistas son las empresas Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) y la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), ambas de capitales colombianos.
 
La tecnología de 500 kV operará en paralelo con las líneas existentes en la costa y la sierra, reforzando y dando confiabilidad al suministro eléctrico en el norte del país. Además, representa un salto tecnológico ya que, hasta 2011, las líneas de transmisión existentes eran de hasta 220 kV.
 
La empresa concesionaria llevó adelante este proyecto desarrollando en paralelo un proceso de transferencia tecnológica, que ha permitido capacitar a ingenieros y técnicos peruanos. Además, la obra se realizó concertando voluntades con ocho comunidades campesinas y poblaciones a lo largo de sus 531 kilómetros, lo que ha permitido ejecutar 20 proyectos de ayuda social ascendentes a 1.15 millones de nuevos soles.
 
En la ceremonia de inauguración, el jefe de Estado estuvo acompañado -además del ministro Merino- por el presidente regional de La Libertad, José Murgia Zannier, el alcalde del distrito de El Porvenir, Angel Raúl Rodríguez Armas, y el gerente general del Consorcio Transmantaro, Carlos Mario Caro.
 
 
San Borja, 21 de noviembre de 2012
Ministerio de Energía y Minas                    
Publicar un comentario